Entrevistas

Manuel Añón: “Humanium persigue la formación global y favorecer el oficio”

Daniel Martínez Babiloni
lunes, 11 de julio de 2022
Manuel Añón © 2022 by Humanium University Manuel Añón © 2022 by Humanium University
0,0019575

El próximo 10 de julio, la Humanium International University de Andorra comenzará su andadura. La primera Facultad del centro que abrirá sus puertas, tanto físicas como virtuales, será la de Música. Con este motivo nos pusimos en contacto con su impulsor, Manuel Añón, para conocer de primera mano un proyecto que conjuga saber y tecnología. 

Daniel Martínez Babiloni. El nombre de este nuevo centro educativo que presenta, Humanium, remite al humanismo renacentista, a poner al hombre en el centro de todo. No obstante, las características de esta nueva universidad serán preeminentemente tecnológicas, ya que las enseñanzas que se impartirán serán semipresenciales. ¿Cómo conjuga Humanium estos dos aspectos? 

Manuel Añón Escribá. Actualmente, hablar de Universidad y Humanismo es tratar un tema crucial dentro de nuestro tiempo, cultura y sociedad. El principio de la episteme del filósofo Michel Foucault, o forma de pensar y de entender el entorno en cada época histórica, podría contextualizar muy bien la pregunta que usted formula. Está claro que ni la creación de la cultura, ni el concepto de humanismo ha nacido con la universidad, la cual se gesta en torno al siglo XIII desde la base de los Studium Generale, pero es en ella, y en sus orígenes aglutinadores y ordenadores del saber dónde podemos encontrar las mejores raíces del humanismo, en el sentido más amplio y atemporal de su acepción. En la sociedad actual donde vivimos, la tecnología y la digitalización se presentan como una ventaja, pues permite acceder, ordenar y almacenar gran cantidad de información, y la virtualidad permite la eliminación de fronteras tanto físicas como temporales, a lo que habría que sumar la eliminación de las barreras idiomáticas.

La universidad del pensamiento y de las artes, del humanismo renacentista (Universitas Studiorum, Ars humaniora et litterae), no hubiera sido posible sin el fenómeno histórico de la imprenta, de los libros y del pensamiento enciclopédico de ordenación. En todas las épocas históricas del ser humano, la técnica ha estado al servicio de la necesidad, y esto es atemporal, y en Humanium International University lo que queremos es humanizar la enseñanza de nivel superior y formar a personas desde el conocimiento, con la técnica más puntera como herramienta facilitadora, no como fin último. 

Considero que esta visión y concepto del binomio “tecnología-saber” (ponga usted el orden que quiera entre las dos) que nos brinda nuestra época actual no es una opción, sino parte de nosotros mismos que nos permite el ver y entender nuestro propio mundo, ya sea desde la cultura o los estudios superiores, y desde Humanium queremos estar en el tiempo que corresponde a nuestro presente y permanecer, como cierre al inicio de la respuesta, en nuestra propia episteme.  

¿Cuándo abre sus puertas, físicas y virtuales, Humanium International University?

El próximo 10 de julio realizamos un concierto en Andorra a cargo de la “Humanium Symphony Orchestra”, al cual están todos invitados, que supone el primer evento como Universidad a modo de inauguración. Comenzamos después de más de cinco años de gestión administrativa y académica, con la pandemia por el medio y un gran trabajo de organización por parte de nuestro equipo, el cual ha creado un modelo educativo basado en lo mejor de la virtualidad y la presencialidad dentro del ámbito de los estudios superiores universitarios y en música, especialmente en la primera fase de andadura de la institución, donde lo primero que se va a ofertar son los estudios de la Facultad de Música. 

A partir de septiembre del 2022 vamos a abrir nuestras puertas en el Principado de Andorra, es decir, nuestros espacios propios, destinados a la administración y a la docencia, y los cedidos por convenio con el Comú de Sant Julià de Lòria ubicados en el Centre Cultural i de Congressos Lauredià, en los que se realizarán parte de nuestras actividades académicas y culturales presenciales.

Nuestro Campus Virtual, desde donde se impartirá la mayor parte de la docencia online, también se abrirá el próximo septiembre. Como la aprobación y publicación oficial de los planes de estudios va a ser entre julio y septiembre, las pruebas de admisión y las reservas de plaza de nuestra primera oferta académica se abrirán a partir de diciembre del 2022, el período de matriculación será entre enero y marzo del 2023, y el inicio del curso en marzo del 2023. Asimismo, en septiembre del 2023 abriremos una segunda promoción.

Todo esto aparecerá publicado con tiempo en nuestra página web, así como en las redes sociales.

En el lanzamiento de este nuevo centro educativo, ¿ha tenido algo que ver la aceleración del uso de la tecnología que ha producido la pandemia?

La verdad es que llevábamos tres años gestionando la Universidad antes de desencadenarse la pandemia del covid-19, pero después de la experiencia del primer año de pandemia donde se aceleró la incorporación del teletrabajo y las nuevas tecnologías en la educación y en la vida profesional y cotidiana, creo que nuestro modelo educativo se ha entendido mejor y nos ha aportado una visión más amplia y nuevas ideas.

Humanium busca la fusión de lo virtual y lo presencial, o físico, es algo que hacemos en nuestro día a día, la humanización de la tecnología como herramienta en el fomento del conocimiento y las relaciones humanas, y la búsqueda de la presencialidad como principio experiencial de destrezas y sedimentación, pues el ser humano es un ente totalmente social. 

Considero que lo único bueno que ha traído la tragedia del covid-19 ha sido esto, la potenciación de la tecnología virtual en pos de la fomentación de las relaciones humanas, junto a su normalización en todas las áreas del trabajo actual.

En este aspecto, se está hablando mucho de la aparición del metaverso y de cómo condicionará la educación durante los próximos decenios. En la industria musical ya podemos calibrar su impacto. Esta situación, ¿afecta o afectará a la formación musical? ¿Contempla Humanium esta posibilidad? ¿Se podrán realizar prácticas de dirección, por ejemplo, con orquestas-avatar?  

Humanium es una Universidad tecnológica y se sirve de ella, tanto a nivel docente como en la interacción entre los alumnos y profesores. Considero que atemporalmente la tecnología y sus herramientas siempre han ido por delante de la comprensión del ser humano y de lo que se podía hacer y alcanzar con ellas, incluso por delante de las disyuntivas morales o filosóficas que puedan plantearse con respecto a su uso. 

La utilización de la tecnología inmersiva, o el concepto de metaverso, como metáfora del mundo real, aún a nivel educativo, es un principio complicado en el entorno universitario actual del 2022, pero hacerlo como complemento, sin perder la visión del por qué y para qué se va a utilizar, es el punto de partida para su inmersión en los programas de estudios universitarios. Soy consciente de que el metaverso ha encontrado aplicación en el área del entretenimiento, telesalud y economía digital y está experimentando desarrollos significativos en educación a todos los niveles, y que, en esta área, va a suponer una innovación radical en aspectos del aprendizaje. Considero que actualmente, el concepto de metaverso en educación está configurado para ceder al alumno las riendas del proceso educativo, por lo que el profesor virtual es un guía o acompañante. Aunque Humanium surja y sea una Universidad predominantemente tecnológica, el peso de la educación y el avance del alumno se sustenta en el docente, en el pedagogo, en la figura de reconocido prestigio, que es donde el alumno deposita su confianza para progresar y formarse. En Humanium no vemos al docente como un acompañante, aunque también creo que, sin duda, con el tiempo esta nueva realidad virtual terminará imponiéndose a todos los niveles. Esta tecnología la contemplo como un complemento valioso a desarrollar, un work in progress, que sin duda con el tiempo se normalizará, no solo en el mundo universitario, sino en nuestra vida cotidiana.

Y contestándole directamente, creo que la inmersión en un metaverso universitario controlado, un mundo virtual que utilice espacios tridimensionales interconectados y alimentados por tecnologías inmersivas, será beneficioso en un futuro para disciplinas y prácticas como el control del miedo escénico o la facilitación y gestión de dinámicas teóricas o prácticas en música de cámara, e incluso orquesta como comenta en su pregunta, por la sincronía entre músicos de diferentes lugares geográficos de forma isócrona. 

Humanium está ubicada en Andorra, un país que, lógicamente, tiene su sistema educativo propio, pero que contempla enseñanzas en paralelo a los sistemas español y en francés, enmarcados todos ellos en el ámbito europeo, ¿dónde se sitúa Humanium?

Humanium es una Universidad enmarcada dentro del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y auditada en sus estándares de calidad por AQUA (la Agencia de Calidad del país de Andorra) y dentro, a su vez, de los estándares universitarios europeos, con un alto nivel de exigencia.

Para la aprobación de sus estudios, musicales en esta primera fase, Humanium ha tenido que realizar un largo proceso de creación de títulos estatales oficiales y de aprobación de sus planes de estudios, en conjunto con el Ministeri d’Educació i Ensenyament Superior, AQUA y paneles de expertos evaluadores de alto nivel en cada rama de estudio.

Durante este proceso se han creado ocho títulos, entre Grados (que en Andorra, como en la mayor parte de Europa se llaman “Bachelors”, o “Bàtxelors”) y Másters, y actualmente nos encontramos en la fase final de aprobación de nuestros planes de estudios. Todas las titulaciones que presenta la Universidad (incluyendo el Doctorado en un futuro muy cercano) poseen un alto grado de calidad en todos sus procesos y propuesta pedagógica, y los docentes que van a impartir las asignaturas de cada carrera, consideramos que son de los mejores en cada campo de estudio. Asimismo, es muy importante su oficialidad, validez y reconocimiento en todo el EEES.

En su plan de estudios se conjugan los ámbitos interpretativo, creativo, investigador y pedagógico, ¿qué importancia da Ud. a cada uno de ellos y al conjunto? 

Personalmente considero que en el ámbito universitario y profesional, que es el fin último de nuestra docencia, son principios que no se pueden separar, son parte de una misma cosa, esto es, la profesionalidad y el oficio, por lo que en el currículum académico siempre deben ir asociados e interrelacionados. 

Pongamos el ejemplo de un pianista, un compositor o pedagogo, que no investiga con herramientas óptimas con una buena metodología; su evolución estética y aun técnica no será adecuada y se estancará, y esto se verá reflejado en la interpretación, la obra compuesta o los resultados de aprendizaje obtenidos por sus alumnos.

El principio de investigación es muy amplio, musicalmente abarca tanto el plano técnico con el tratamiento histórico interpretativo, como el de comprensión de la obra. Imagínese usted las obras para tecla de Cabezón sin un tratamiento ornamental, sin glosar, y sin un tratamiento estético de cómo se comprendía y asumía en la época la obra musical, y de cómo queremos interpretarla y que sea asumida en la actualidad. Todos estos principios de comprensión y desarrollo a diferentes niveles los facilita el marco de referencia de lo ya hecho y su estudio por medio de la organización metodológica, la tratadística, la bibliografía y discografía, si no estaríamos “descubriendo el mar” constantemente. 

Con respecto a la pedagogía, no es solamente impartir docencia a alumnos. Cuando uno es intérprete, director o compositor se trabaja en conjunto en orquestas y otras agrupaciones musicales, y la pedagogía consiste en explicar cómo y de qué manera se debe interpretar la obra, y sobre todo la elección de las diferentes herramientas de comprensión y asimilación para lograrlo.

Creo que a un nivel universitario, la base es la interpretación hermenéutica aplicada a todas las dimensiones de la obra musical desde el hecho musical. Esto explica muy bien lo que quiero comunicar, y esta interpretación consciente siempre va de la mano del estudio del lenguaje o código en su más amplio sentido de la palabra o estudio semiótico. Considero que esto que comento es aplicable a todas las disciplinas del músico, desde la creación, la interpretación, la pedagogía, la dirección, la musicología y la investigación. Y con respecto a dar más peso a un aspecto u otro, eso dependerá de la rama y la disciplina de especialización que escoja el futuro profesional que estudie con nosotros.

Respondiendo directamente a la pregunta, no puedo disociar estos principios, en Humanium los vemos componentes de una única cosa, la formación global y el oficio. Por lo que nuestros planes de estudios se constituyen como un todo.

En un proyecto de este calibre, ¿quién le ha acompañado en su formulación y gestión?

Desde el primer momento, el Ministeri d’Educació i Ensenyament Superior de Andorra nos ha ayudado y acompañado en todo el proceso de desarrollo del proyecto, además de AQUA y otras personas, entidades e instituciones de Andorra, pero a nivel interno he contado con un gran equipo de profesionales muy preparados, motivados e involucrados. 

Quiero hacer una mención especial a Diana Uceda, compositora y con una capacidad enorme de emprendimiento, que ha estado desde el punto cero de génesis del proyecto y se ha convertido durante estos años en un pilar fundamental de la Universidad, sobre todo en el diseño y elaboración del modelo educativo y en la confección y corrección de los títulos y planes de estudios que vamos a impartir en esta primera fase.

Junto con ella, han contribuido a impulsar y poner en marcha la Universidad nuestros principales compañeros de viaje, Tita Jover, economista, y el Dr. Enrique Sanz, compositor.

Asimismo, contamos con colaboradores muy implicados y preparados dentro de la gestión y el marketing, músicos de primer nivel, profesores y doctores universitarios españoles, europeos e internacionales: Xavier Bellón, Dr. Álvaro Gómez, Dr. Baldomero Llorens, Zacarías Martínez, nuestro director de comunicaciones Eugenio Martín… y tantos otros a los cuales agradezco su inestimable ayuda.

En la web de Humanium no he encontrado información sobre el claustro de profesores; ¿nos puede adelantar quién formará parte de este?

Algunos de nuestros docentes de esta primera fase en Composición son Nuria Núñez, ganadora del premio Reina Sofía 2022, el Dr. Voro García, Catedrático y uno de los compositores actuales más activos, y José Manuel López López, Premio Nacional de Música y profesor de diversas instituciones de prestigio. Y así hasta completar un gran equipo en esta disciplina que colabora con grupos instrumentales para el apoyo de las clases prácticas, como el ensemble Taller Sonoro. 

En la disciplina de Piano, por ejemplo, contamos con la Dra. Age Juurikas, Catedrática de la Academia de Música y Teatro de Estonia, y la pianista catalana Marina Piñeiro. En Percusión con el Dr. Baldomero Llorens, especializado en música contemporánea. 

En Dirección musical al ya mencionado Dr. Álvaro Gómez Gómez, titular y fundador de numerosas orquestas y festivales europeos, y al Dr. Toomas Kapten, director de talla mundial. 

En Gestión musical tenemos a Samuel Ramos, que recientemente ha creado y gestionado en Austria el Suena Festival. En Pedagogía al Dr. Luis Sánchez, especializado en pedagogía musical para personas invidentes. 

En Musicología tenemos a los doctorandos Zacarías Martínez como coordinador y a Antonio Fernández, y al especialista en gregoriano Álvaro Flores. Asimismo, en el ámbito de la investigación y de Máster contamos con la colaboración de los Doctores Antonio Ezquerro y Paulino Capdepón, dos de los musicólogos actuales más importantes. 

Por supuesto, yo mismo también estaré impartiendo diversas asignaturas de Grado y Máster relacionadas con el contrapunto, el análisis, la musicología aplicada y la composición.

La enumeración se presenta muy larga y se podrá consultar la lista de profesores y colaboradores en la página web de la Universidad muy pronto.

¿Qué expectativas han puesto en cuanto a alumnado, grado de aceptación, atractivo, colaboración con otros centros, salidas profesionales…?  

Dentro de la prudencia que requieren todos los principios, las expectativas son muy altas y alentadoras, motivadas por la gran demanda en las solicitudes de información sobre los estudios y las pruebas de admisión. No hay que olvidar que la Universidad es internacional y que su alumnado potencial se distribuye desde toda Europa a Latinoamérica. En la primera fase las lenguas de enseñanza son el español y el inglés, y paulatinamente se irá ampliando a otros idiomas como el catalán, el francés e incluso el chino. Creo que el crecimiento del alumnado va a ser exponencial, con la supresión de la frontera física y del idioma; esto es lo bueno de la tecnología y el de una Universidad con un nuevo concepto de entender la cultura y el conocimiento.

Desde sus inicios, la Universidad como institución académica, está realizando y realizará múltiples convenios de colaboración con instituciones y entidades, tanto andorranas como internacionales de prestigio, en el ámbito de la cultura y de la educación superior (universidades, academias y conservatorios superiores, grupos instrumentales como colaboradores en las actividades académicas, etc.). También con otros tipos de entidades, como con el reciente convenio realizado con AMMA, la Associació de Malalties Minoritàries d’Andorra.

Humanium es atractiva y novedosa, pues se presenta como una opción de estudio muy interesante para los alumnos que quieran compaginar dos líneas de estudio, dos titulaciones a la vez, y no hay que olvidar que todos nuestros estudios son oficiales y conducen al tercer ciclo o Doctorado, por lo que la previsión de alumnado es buena y alentadora.  

Luis de Pablo     

Como compositor, Ud. trabajó mucho tiempo con Luis de Pablo, ¿en qué medida van a estar presentes todos esos aprendizajes en este proyecto? 

Manuel Añón con Luis de Pablo en 2008. © 2008 by Fondazione Spinola Banna per l'Arte.Manuel Añón con Luis de Pablo en 2008. © 2008 by Fondazione Spinola Banna per l'Arte.

Sí, mi relación con Luis de Pablo fue larga y fructífera, más de veinte años de amistad. Me acerqué a él porque, egoístamente, quería aprender a componer y tener un oficio de compositor real, y al margen de lo que pude aprender a nivel de composición me encontré con algo infinitamente mejor, me enseñó lo que era ser buena persona con el ejemplo, y a apreciar realmente en su más amplio sentido lo que es la cultura y el saber, y sobre todo, a la Música, con mayúscula, una actividad humana que trasciende al propio hombre y lo explica y da sentido, un elemento de comunicación y de almacenaje de información completo, con un meta-significado que explica y contextualiza a la humanidad misma, cosa que el lenguaje hablado o escrito nunca podrá hacer.     

En el ideario y génesis de la Universidad siempre ha estado presente Luis de Pablo, por supuesto que una de las Cátedras de composición llevará su nombre y su legado se va a consolidar en diversas líneas de trabajo de los estudios musicales de la Facultad de Música, por ejemplo, en el Máster en Composición musical con Nuevas tecnologías vamos a incorporar talleres de trabajo con intérpretes y compositores donde poder comunicar y trabajar desde su pensamiento estético y creativo. Asimismo, queremos crear dentro de nuestros I+D+I líneas de estudio e investigación en la especialidad de Musicología para que el estudio y fomento de su obra y legado se conozca y se aproveche por las generaciones futuras de músicos, estudiosos de la música y por todo aquel que tenga inquietudes musicales al respecto.

¿Trabajó en la preparación de El abrecartas para el Teatro Real?

Pieza enlazada

Con respecto a El abrecartas, estuve cuando Gerard Mortier le hizo el encargo de la ópera, estuve en su composición cuando Luis trabajaba desde los textos de Vicente Molina Foix y estuve también cuando, a la muerte de Mortier, el encargo se cayó. Luis tenía muy claro que la obra no iba a verla en vida, pero cuando la escuché y la vi en el Teatro Real pasó algo maravilloso: Luis me había explicado todas las escenas una por una y fue emocionante porque para mí era la segunda vez que la escuchaba y la veía, no la primera. No trabajé en el montaje de la ópera, en el Real, pero tengo que decir que Fabián Panisello, hizo una labor fantástica y que la música de Luis, hasta las coplas y el pasodoble del Maestro Lope, los recitativos con la cuarta descendente al final y la alternancia de segundas y terceras, sonó como lo que yo había imaginado. Sin duda, en esos momentos en el Real, Luis estaba conmigo sentado a mi lado. 

Con todo esto, ¿le queda tiempo para componer? ¿Algún proyecto en marcha? 

No, la verdad es que hace casi un año que no compongo, tengo una pequeña “operita” parada esperando a que pueda disponer de tiempo para darle luz. Lo único que puedo hacer, y no con la asiduidad de antes, es tocar el piano, sobre todo Bach, la Fantasía cromática y fuga, las Suites francesas e inglesas, las Tocatas y, principalmente, como gimnasia diaria, las fugas de El clave bien temperado. Al margen de la obra para escena, tengo pendiente un homenaje a Luis con procesos intertextuales y producción electroacústica; espero ansioso que este verano sea el momento de retomar el trabajo pendiente.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.