Discos

Bach, Bach, toujours recommencée

Maruxa Baliñas
viernes, 1 de julio de 2022
void void
Andrea Bacchetti-das Wohltemperierte Klavier. Andrea Bacchetti, piano (Bösendorfer mod.280 Vienna Concert). Johann Sebastian Bach, Das Wohltemperierte Klavier vol. II, BWV 870-893. Un disco doble de 131' de duración grabado en el Bartokstudio de Bernareggio (Italia) el 1 y 2 de marzo de 2021. Arthaus Musik, 2022. Arthaus 109452
0,0003014

El pianista italiano Andrea Bacchetti (Génova, 1977) ha grabado mucho Bach a lo largo de su carrera: si no me equivoco un total de dieciseis discos monográficos dedicados a Bach (agunos de ellos dobles) y otros tres discos donde aparece música de Bach entre otros autores. Incluso en 1998 grabó unas Improvisaciones sobre las Variaciones Goldberg de Bach de su propia autoría, hasta donde sé su única composición grabada. 

Pero siempre vuelve a Bach y lo hace de un modo muy personal. Nunca ha grabado nada del primer volumen de El Clave bien temperado y en cambio saca completo el segundo volumen; ha grabado el Álbum de Ana Magdalena, las Invenciones o Sinfonías a dos y tres voces, (BWV 772-801) o el Capriccio sulla lontananza del suo fratello dilettissimo BWV 992, obras todas ellas muy tocadas por los estudiantes de piano pero prácticamente imposibles de escuchar en concierto u oír en disco, precisamente por su facilidad y función pedagógica, olvidando que Bach es Bach en las obras grandiosas y en las 'pequeñas' (para muestra sus maravillosos corales, sencillos de cantar pero obras maestras también).

El planteamiento de Bacchetti en este Clave bien temperado es más bien sobrio: ornamenta bastante y a veces utiliza un ligero rubato, pero el sonido es ligero y claro, especialmente -cómo no- en las fugas, donde se nota que a Bacchetti le gusta el contrapunto. No evita la parte emocional y su planteamiento es muy libre, pero es el interior de las obras -la melodía, la armonía, los elementos básicos- lo que más parece atraerle. Eso complica en cierta medida la audición del disco 'de un tirón', que es el problema que plantean este tipo de discos dedicados a una obra 'completa' que en realidad no nació para ser interpretada así. 

Pieza enlazada

Personalmente me ha resultado curiosa la diferencia en la percepción de este disco escuchado en junio de 2022 en comparación con el comentario que hice en marzo de 2021, aún muy marcado por el confinamiento del COVID-19, de un concierto en el que Bacchetti interpretaba en directo lo que sería la primera mitad de este disco doble. Dado que este disco se grabó el 1 y 2 de marzo de 2021 y el concierto tuvo lugar el 5 de marzo de ese mismo año, no parecen probables diferencias significativas entre ambas interpretaciones, aparte de las provocadas por la presencia de público en la sala, algo que sin duda influye en el comportamiento del pianista. Y sin embargo releo mi comentario y hay cosas que ahora no escucho igual, y si por ejemplo decía entonces que "El Preludio nº 2 es quizá el que menos me gustó de los preludios aquí presentados. Tiene momentos de lindo sonido pero no acabo de encontrarle la cohesión interna", ahora lo he escuchado con placer y sin percibir incoherencia alguna. 

Como en aquella reseña comentaba detalladamente los primeros nueve preludios y fugas del ciclo, me centraré ahora en la segunda parte del volumen. Interesante el Preludio XXIII, casi como un capricho italiano, y de final sumamente abrupto que encaja así con su Fuga constituyéndose en una unidad (Bacchetti consigue que incluso esta tenga cierto aire improvisatorio o cuando menos caprichoso). Igualmente 'italiano' me pareció el Preludio XX, mientras su Fuga tuvo una exposición del tema casi agresiva, que apenas se calma a lo largo de su desarrollo. El Preludio XXI, por contra, es sencillo e incluso un poco infantil. Y así se van sucediendo los diversos números, siguiendo la lógica interna que Bacchetti les va marcando y que -sin tener nada de excéntrica- responde claramente a un concepto muy personal, que sin duda proviene de largos años de familiaridad con este segundo volumen de Das Wohltemperierte Klavier, que algunos autores consideran más apto para compositores y más difícil para el público. 

Terminaba mi crítica del concierto posterior a esta grabación diciendo que "el Bach de Bacchetti es ante todo su visión de Bach, probablemente muy marcada además por este año de pandemia y encierro que a todos nos ha hecho parar nuestra vida cotidiana y en cierta medida volver a plantearnos inocentemente nuestras creencias en medio del aislamiento provocado por la ruptura de nuestra normalidad". O, dicho de otra manera -parafraseando a Paul Valéry- Bach, Bach, toujours recommencée. 

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.